Hipotecas: las variables ganan la batalla de los precios a las fijas

Los tipos medios de los préstamos marcan nuevos mínimos en plena batalla entre bancos.

La contratación y los precios de las hipotecas a tipo variable y fijo viajaron a dos velocidades muy distintas en julio. Las primeras bajaron los precios un 3,4% respecto al mismo mes del año pasado, mientras que las segundas se encarecieron un suave 0,2%.

En este escenario, los compradores de casas optaron por contratar más préstamos variables y frenaron el crecimiento de la cuota de fijos casi constante durante este año.

Con los últimos datos del Ine en la mano, el 56,3% de las hipotecas se contrató en la modalidad de tipo variable, frente al 55,5% del mes de junio anterior.

Por su parte, los tipos fijos representaron el 43,7% por total, ligeramente por debajo del récord histórico del 44,5% de un mes antes. Unos porcentajes que se enmarcan en un contexto de elevada actividad en el séptimo mes del año, en el se contrataron 33.344 hipotecas. Es la tercera mayor cifra de este año y supera en un 13,1% la del mismo mes del año pasado.

La foto fija de los siete primeros meses el año demuestra hasta qué punto es competitivo el mercado hipotecario español.

Hay batalla en todos los frentes, aunque es más visible en los préstamos variables, cuyo tipo de interés medio ya firma dos meses consecutivos por debajo del 2,30%. Un nivel sin precedentes que se aleja mucho del 2,42% al que empezó un 2019 marcado por los continuos descensos del euribor.

Gran batalla

La rebaja de la gran referencia para fijar el precio de las hipotecas por el renovado sesgo bajista de la política monetaria del Banco Central Europeo (el precio oficial del dinero no subirá al menos en los próximos tres años) ha dejado en la mímima expresión los márgenes de la banca. Ésta ha decidido potenciar sus préstamos a tipo fijo, más caros y que garantizan ingresos estables cada mes, para afrontar este escenario amenazante.

En este sentido, julio ha confirmado la gran batalla que mantienen las entidades en el segmento del tipo fijo. El tipo medio ha repetido el 3,01% de junio y se mantiene claramente por debajo del 3,11% de marzo.

No obstante, todavía sigue por encima del 2,98% al que terminó 2018, después de una gran esfuerzo competitivo de toda la banca española, que redujo el precio de sus hipotecas fijas un 4,8% respecto a diciembre de 2017.

Durante el año, son muchas las entidades que han rebajado el precio de sus hipotecas fijas. MyInvestor, del banco andorrano Andbank ha realizado el último movimiento. Openbank, Bankinter, Coinc, BBVA, Kutxabank o Liberbank también han mejorado sensiblemente su oferta en el marco de una batalla sin cuartel.

A finales de septiembre, Openbank anunció una gran rebaja de los tipos de sus hipotecas fijas. Por primera vez, un banco ofrecía en España tipos fijos TAE (tasa anual equivalente, que recoge todos los gastos de la operación) inferiores al 2% en los plazos de 15, 20 y 25 años, donde se concentra la contratación de este tipo de hipotecas.

MyInvestor acaba de mejorar la apuesta y ofrece entre el 1,49% y el 1,88 entre 15 y 25 años. El otro gran jugador en este segmento es BBVA, que cuenta con la mejor oferta a 15 años, el 1,74%, y también cobra menos del 2% a 20 años.

También ha habido importantes movimientos en las hipotecas a tipo mixto, que combinan un primer tramo a tipo fijo que suele alcanzar los 10 años con un segundo período variable.

El banco holandés ING acaba de aplicar una gran rebaja de precio desde el 1,99% hasta el 1,59% durante los 10 primeros años a tipo fijo. Openbank también ha movido ficha reduciendo el precio en esta misma modalidad desde el 1,75% hasta el 1,65%. Son dos los mejores precios del mercado español.

Pero este movimiento no es generalizado. Otras entidades no están dispuestas a sacrificar más sus márgenes e incluso han subido precios, lo que explica que el tipo fijo medio no haya bajado en lo que va de año.

Fuente: Expansión